domingo, 25 de octubre de 2009

Camisas de 11M varas

Habrán visto hoy muchas fotos de Tomás Gómez, el lidereso del PSOE de Madrid. Habrán visto que también sale en los cromos David Lucas, el hermano de Carlos como bien contaba el chiste, ambos dos con camisita azul y americana negra –hay que honrar a Obama doblemente-, haciendo juego con su futuro en la Comunidad y en el Ayuntamiento. Como Gómez, además de candidato in péctore, es el pope del partido madrileño, luce camisa de marca. Guerra y sus

descamisados ya son historia. Se impone el revisionismo textil. ¡Viva el branding! Ahora no recuerdo si la marca es Rosa Luxemburgo, no, tenía una C, ¿quizá Clara Zetkin?, ¡ay!, déjenme un segundo que lo tengo en la punta de la historia, sí, ya, ya me sale: Carolina Herrera. Es que me lío con las iniciales. Lo malo es que Gómez se lía con las iniciativas, que, dónde va a parar, es bastante peor. Pero por algo se empieza. De momento por la camisa CH. Puro socialismo bolivariano.

Y si antes decía lidereso, no es porque albergue alguna duda sobre su orientación sexual –allá él y su contienda-, lo decía más bien por su desorientación, porque no sé si es líder o eso; quiero decir eso que ponen los partidos delante, pero que no guían a nadie, ni orientan las ideas, ni iluminan a las masas. Porque, si algo debe tener un líder, es cara de jefe y criterio. La cara ya la ven, de becario consultor de organización de firma española no multinacional, y el criterio ya lo han leído, de socio de consultora multinacional: yo te justifico cualquier cosa, si me pagas los honorarios debidos. Ética Enron.

Porque a ver si no es confuso el criterio de apoyar a Ignacio González para presidir Caja de Madrid, por muchos regalos que le haga Esperanza Aguirre -que va a cambiar el oso por una harpía en el logo de la segunda caja de ahorros-. Y es que aunque Aguirre te ofrezca tocar pelo, siempre debes pensar que es ella la que te lo va a tomar. Menuda es. Humildad Tomás, humildad. Aún nos queda Mercedes Lezcano, viuda de Adolfo Marsillach y diputada reciente: "Convendría que se diga que nos vamos a apartar de ese señor. Nadie va a aceptar que vayamos con gente de dudosa honorabilidad” para referirse al vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

Para un completo repaso de las andanzas del señorito Gómez háganse con El País y disfruten con el resumen de cagadas -desaire víctimas del 11M incluido- del que fuera el alcalde más votado de España y ahora más centrado en el secreto de las secretarias. Para saber más de Nacho González, pídanle el dossier de los espías a Granados. Al fin y al cabo lo hemos pagado entre todos.

Yo les tengo que dejar ahora. He quedado con otras 500 ovejas para celebrar la Trashumancia en la Puerta del Sol. Ya saben el paso anual de rebaños por el centro de Madrid, para recordar a la nenaza Salgado que atavismos hay en todas partes. Hoy en día no hay ejercicio más revolucionario que llenar de cagarrutas la Carrera de San Jerónimo. ¡Churras del mundo uníos!

Y a las merinas que las den.

2 comentarios:

ernesto51 dijo...

Pelín perdido anda el amigo Tomás con su vestuario nuevo, que solo le falta el cardadp de Esperanza para llegar a ser pareja de hecho. Aunque creo que últimamente le ha dixho su señorito (el de Gómez) que no, que van a tener que cambiar los apoyos.

Será porque ya se han dado cuenta de que por lo que pelea Esperanza no es por el control de la Caja de Ahorrs, sino por el del partido y por ser ella la candidata. Y Mariano que hace como que no se entera.

Leandro María dijo...

¿Será posible que no haya alguien más lúcido en el PSOE?