domingo, 4 de enero de 2009

Encuestas de enero

El Mundo es mi periódico de cabecera. Me trae de cabeza. Y eso que solo lo compro los domingos y fiestas de guardar. Ahora Pedro Jota Colón anuncia un Nuevo Mundo, que no sé si es una promoción inmobiliaria o un descubrimiento de esos que hace su periodismo de investigación, que queriendo ir a las Indias por más calcetines Aguirre Cóndor Pasa termina en Cuba demostrando lo mala que fue la revolución.

Porque en El Mundo, todo es ofrecer datos incontestables. Por ejemplo ofrecen una encuesta sobre la opinión de los españoles ante la crisis económica. La dirige Carlos Malo por lo que no les diré lo que le hacía la madre en la mano cuando tocaba las encuestas de la época. A veces añadía Caca.

Hay respuestas que por ideológicas dejan de ser informativas como que los votantes del PSOE o de IU han hecho los mismos regalos que el año pasado, mientras que los más pudientes del PP han comprado menos. Espejito, espejito, dice la niña de Rajoy mirándose en el reflejo de las próximas elecciones.

Otras contestaciones son decididamente chapuceras. Preguntan a un millar de mayores de 18 años de todo credo y condición si su decisión de comprar un piso se ha visto aplazada por la crisis. Un 71% dice que NO y un 24 y pico responde afirmativamente. Hay que deducir que más del 95% de los españoles o, al menos 956 de esos mil ciudadanos, estaban considerando comprarse una casa. O han hecho la encuesta en un piso piloto un domingo soleado o no sé como coño va mal el sector inmobiliario en este país. Posiblemente ese porcentaje debiera ser para el no sabe, no contesta, no tengo intención alguna de meterme en líos, pero ante una pregunta una contestación, que sea pertinente, la una o la otra, es igual. Con los coches pasa lo mismo. Con tal porcentaje debería formar parte de las preguntas básicas: ¿Quién soy, de dónde vengo, a dónde voy, diesel o gasolina?

Pero no crean que termina ahí. La encuesta nos descubre que si no dan a un español el Nobel de Economía es por ser enormemente difícil escoger a cuál entre los millones de españoles que lo merecen. Solamente un 22% dice no saber o prefiere no contestar a la pregunta sobre la eficacia de las medidas del Gobierno avalando o comprando activos a las entidades financieras. El resto tiene una opinión cualificada. Todos saben lo que son activos financieros y distinguen entre Caín y Aval.

Y la distinción no debe ser sencilla, porque se han puesto como hidras en Barcelona, ahora que les sobra el agua, cuando ven en sus autobuses un anuncio que casi anuncia cerveza: “Probablemente Dios no exista. Deja de preocuparte y goza de la vida”. José María Aznar, aprovechando las últimas copas sin apurar, ha manifestado “Y quién te dice a ti que quiero gozar de la vida” dejando claro que el gesto permanente de su cara no es banal y que solo son venales sus actos. Al mejor postor. El PP catalán va a pedir explicaciones por si se han utilizado fondos públicos. Cómo si Barcelona fuera Madrid que sostuvo con fondos del erario la función “Me cago en Dios” escrita por un cuñado de Esperancita. Pero insiste que, aunque no se hayan utilizado, poner publicidad de ese tipo en un autobús, invade el espacio público. Y no puedo estar más de acuerdo con él. Lo común para los comunes. Los lores de la Iglesia que nos han dado el coñazo en la Castellana de Madrid hace nada, que se lo monten en sus recintos sin IVA y dejen las calles para todos. Que se lo aprendan los organizadores del próximo mogollón papal que ya está previsto se sostenga con fondos públicos y se vayan a triscar a un coto amigo.

Tengan un buen domingo que yo me voy por el pan. Con el pelma, claro.

2 comentarios:

Melusina dijo...

Leandro, Leandro como me haces reir tu tambien . Ademas como vas condensando te salen cronicas que no tienen desperdicio. Me recuerdas a un amigo mio que se llama Luis Es posible que lo conozcas

Este post está genial. Como he estado fuera de juego unos dias, estoy intentando ponerme al dia de lo que han publicado los amigos blogueros. Entrare con mas tiempo a leerte despacio y a comentarte.

Que bueno que nos vimos!
Un gran abrazo Melusina

Leandro María dijo...

Hola Melusina, la condensación es una consecuencia de mi tamaño y si te refieres al pelma, sí, lo conozco y no deja de criticarme por escribir de bobadas y no decir nada sobre Gaza. Cómo si hubiera palabras...

Un beso fuerte,

Leandro María