domingo, 31 de mayo de 2009

Arras de arrepentimiento

Después del último post no han dejado de llamarme las embajadas, los sindicatos manos limpias en la masa, los comités de festejos, los patriotas de toda la vida, la curia, los linces, los sastres de Madrid, los figurines de Valencia y el protectorado de Tetuán. Nada bueno dicen de mi, me amenazan con mandarme a Estrasburgo en una lista europea o a representar a Melilla en Eurovisión y si insisto me conminan a hacerme promotor inmobiliario.

Nada de esto puede pasar. Me arrepiento, me acuso y me inmolo. Como muestra de mi redención, de mi nuevo despertar patriótico, quiero defender el orgullo patrio, que con mi ignorancia infiel, algún día zaherí. Qué forma mejor de hacerlo, que traerles un vídeo que vale por más de seis euros –perdón, mil, mil, mil, lo he vuelto a hacer de nuevo- un video que vale más que MIL palabras.

Disfrútenlo y perdónenme.






Un compungido cada día más español.

5 comentarios:

ernesto51 dijo...

Si aún viviera su Excremencia ya tenías concedido el lazo de Isabel la Católica, la medalla al Mérito del Trabajo, y la de Sufrimiento por el Chusco, por tu valiosa defensa de los valores patrios que impregnan la vida de los españolitos de pro.

Por cierto,me ha hecho pensar en el himno de la Selección española de furbol, recién estrenado y que va en la misma tónica.

No hay la menor duda de que aún están a salvo los principios de la reserva espiritual de Occidente.

Genial el post y el video, jajajaja.

un abrazo (cargado de españoleidad y sin mariconeos por supuesto)

Leandro María dijo...

Sí lo del himno de la federación ya empieza a ser preocupante, qué pesados están. Podían seguir los pasos de esta paella y ya verías cómo se le quitan las ganas de cantar.

Tesa dijo...

Ufffs, casi me meto debajo de la mesa, instintivamente
...será que los españoles aún no hemos aprendido a reirnos de nosotros mismos

Tesa dijo...

...por el vídeo, lo digo, eh

Leandro María dijo...

Es que, Tesa, con estos alemanes no nos dejan tiempo para la introspección.